13 de julio de 2010

Llueven tus ojos




Amaneces cada día confusa ante una rutina monótona pero desconocida. Tus ojos sólo brillan si lloras. Quien deseó besar tus labios, yace bajo tierra. La vida ha arrugado el corazón que regalabas. Tu voluntad, mermada por sedantes. Reclamas a tu madre, pero estás sola. Te preocupas de que tus hijas jueguen solo en la orilla .
(están contigo, aunque no las reconozcas). Tu mente se nubla, y llueven tus ojos.
Mi futuro, tu ausencia
Mi presente, tu congoja
Mi pasado, tu presente

Te quiero, abuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario