7 de noviembre de 2010

Oda a la camara



No necesitas a nadie más junto a ti en los viajes que emprendas. Solo ella; solo tú; en silencio, sin prisas, con lealtad, con paciencia. Quién si no ella iba a seguir tu ritmo, aguantar tus descuidos y plasmar tus recuerdos. La tapas si llueve, la proteges si hiela y buscas sombra para ella en verano. Esto es Amor. Te entiendo, fotógrafo. Sé que no te sientes solo cuando te acompaña, y que sabes que siempre podras contar con ella. Sólo ella, solo tú. Con un único objetivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario